Confidus Solutions logotype

Confidus Solutions

Fideicomisos

Un fideicomiso es una empresa que actúa como administrador de activos (fiduciario) para otras empresas. La actividad de un fideicomiso está caracterizada por dos cosas:

En otras palabras, una persona da la propiedad a una segunda persona para el beneficio de un tercero. Un fideicomiso es un acuerdo legal donde el fideicomitente transfiere sus activos (propiedades de bienes y raíces, dividendos, ahorros y otros activos) a otra persona –el fiduciario– para éstos puedan ser utilizados en beneficio de los beneficiarios (quienes pueden ser o un individuo o un grupo). Los fideicomisos son altamente utilizados para proteger y pasar la riqueza a través de las generaciones.

Aunque es generalmente guiado por el beneficiario, un fideicomiso al final toma decisiones de manera independiente. Un fideicomiso actúa de acuerdo con las reglas y provisiones que fueron establecidas en los acuerdos relevantes, y busca obtener los mejores resultados para los beneficiarios. Sin embargo, la estrategia para lograr esos resultados es determinada por el fideicomiso mismo. El alcance de estas actividades es prácticamente ilimitado, desde invertir hasta donar, hasta vender una propiedad.

En cuanto a la propiedad, un fideicomiso está limitado a la administración y los fideicomisarios no son propietarios de ningunos de los activos. La propiedad actual de estos activos variará por jurisdicción. En algunas jurisdicciones, ejemplo Rusia, los activos le pertenecen a la compañía o a la persona que utiliza los servicios del fideicomiso. En otras, los activos adquieren un estatus especial y no pertenecen a ninguno de los usuarios del servicio, el fideicomiso o los beneficiarios.

Si desea detalles más específicos sobre estas y otras peculiaridades de la jurisdicción de su elección, contacte a Confidus Solutions.

Funciones de un fideicomiso

La principal función de un fideicomiso es administrar activos en nombre de sus propietarios para el beneficio de los beneficiarios. Por este propósito, un fideicomiso puede elegir cualquier actividad que estime efectiva y ventajosa, a menos que el contrato relevante especifique lo contrario. Algunas de las funciones de un fideicomiso incluyen:

Adicionalmente, un fideicomiso puede casi actuar en cualquier otra función especificada por el contrato. Dependiendo del caso particular, puede también ofrecer planificación financiera, estrategias de optimización fiscal y servicios similares.

Los fideicomisos pueden ser útiles para cualquier persona que posea activos considerables. Los fideicomisos son usualmente empezados para asegurar los activos y propiedades y para optimizar la fiscalización. También tienen aplicaciones de herencia: los activos que se mantienen en un fideicomiso no requieren legitimación ya que no son parte de los bienes del fideicomisario, por lo tanto no se ven afectados por el contenido de su testamento.

Beneficios y características de los fideicomisos

Aparte de los propósitos específicos por los cuales un fideicomiso puede ser utilizado, hay algunos beneficios comunes que aplican a todos los tipos de fideicomisos:

Tipos de fideicomisos

Hay muchas formas de fideicomisos, los cuales pueden ser iniciados en varias situaciones. Sin embargo, generalmente los fideicomisos pueden ser divididos en dos grupos principales:

  1. Fideicomisos beneficiario
  2. Fideicomisos meta

Fideicomiso beneficiario

Un fideicomiso en el cual los beneficiarios son explícitamente especificados o en cual ha limitado el círculo de beneficiarios.

Fideicomiso meta

Un fideicomiso creado para cumplir con un propósito específico. Hay dos subtipos: caritativos o privados (no caritativo), los cuales son utilizados por propósitos de protección de activos.

Administración de fideicomiso

Un fideicomiso es un acuerdo por el cual un individuo (un fideicomisario) asume el monitoreo de ciertas propiedades (propias del fideicomisario o que pertenecen a otros) para el beneficio de otro individuo. El fundador del fideicomiso (el fideicomisario) es el propietario de los activos. Cuando el fundador crea un fideicomiso, pierde todas las posesiones legales de esos activos. El mismo individuo puede simultáneamente actuar como un beneficiario y el fundador del fideicomiso.

Registro de fideicomiso

Los procedimientos de registro de fideicomiso varían entre jurisdicciones, pero son generalmente distinguidos por una característica clave: registrar un fideicomiso no significa simplemente registrar una compañía, ya que para actuar como un fideicomiso la empresa de tener una licencia. En otras palabras, un negocio debe registrarse primeramente como una empresa, y luego aplicar para una licencia de fideicomiso.

Usualmente, cuando se registra inicialmente la empresa, no aplican restricciones adicionales, y el negocio es registrado como cualquier otro. Los documentos requeridos son los mismos: los artículos de asociación, el memorándum, detalles relacionados a los propietarios y accionistas, etc.

Aplicar para una licencia de fideicomiso requiere que el negocio registrado provea algunos detalles adicionales. Por ejemplo, muchas jurisdicciones requieren prueba de calificación y/u otros documentos que apoyen la declaración de que la empresa es capaz de proveer los servicios de fideicomiso. Algunas jurisdicciones también requieren un cierto mínimo de capital accionario. También hay reglas adicionales para la propiedad y administración: en general, se requiere que los beneficios tengan más directores y/u otros ejecutivos administradores que una compañía estándar en la misma jurisdicción.

Para saber sobre los requisitos en la jurisdicción de su elección, contacte a Confidus Solutions.

Jurisdicciones más populares para fideicomisos

El concepto del fideicomiso deriva del common law y de todos los países con un sistema de "common law" en los cuales se reconocen como fideicomisos. Muchos fideicomisos son establecidos en jurisdicciones bajas en impuestos o paraísos fiscales, donde los fideicomisos no son sujetos a fiscalización. Sin embargo, también es posible iniciar un fideicomiso en una jurisdicción dentro de la UE, el cual será libre de fiscalización en el país donde se haga el registro mientras que ciertas condiciones sean cumplidas.

Para saber más sobre las oportunidades del fideicomiso, o para preguntarnos sobre otras jurisdicciones, contáctenos.

Los tres fideicomisos más famosos

En el 2016, las top tres empresas de fideicomisos en el mundo son:

Sageview Advisory Group, LLC es una empresa de fideicomisos internacional que ofrece sus servicios en 22 países. La empresa provee servicios de administración de riquezas y planes de jubilación y administra más de 60 billones de dólares americanos (USD) de los activos de sus clientes. Adicionalmente, ofrecen servicios corporativos como el programa de Beneficios de Ejecutivos, con el objetivo de atraer y conservar ejecutivos a través de la motivación financiera.

First Republic Investment Management, Inc. es una empresa privada de fideicomisos que administra riquezas. Ofrece ambos servicios estándares de fideicomiso, como administración de inversiones, y servicios adicionales, como corretaje, transferencia de riquezas, planificación de negocios y educación financiera.

Genspring Family Offices, LLC es una empresa de fideicomiso que atiende específicamente a clientes pudientes privados, ofreciendo planes de inversión, protección de capital, manejo de gastos y planificación fiscal. Hace énfasis principalmente en estructurar las finanzas de sus clientes, proveer educación financiera y asegurar la longevidad y sustentabilidad de las riquezas de los cuales son responsables.