Confidus Solutions logotype

Confidus Solutions

Cuenta de garantía

Una cuenta de garantía es un depósito temporal mantenida por una tercera parte, usualmente es llamado agente de garantía, de parte de otras dos partes. La cuenta temporal opera hasta que la transacción está completa y todas las condiciones entre las dos partes son establecidas. El dinero u otros activos son debitados de la cuenta de garantía cuando cierta obligación legal predeterminada es completada o el agente de garantía recibe una instrucción de liberar los activos.

Las cuentas de garantías están diseñadas diferente a las cuentas regulares. La mayor diferencia entre una cuenta de garantía y otro tipo de cuentas de depósitos es su naturaleza temporal ya que fue abierta para soportar cierta transacción. Además, el manejo por la tercera parte no es común entre otros tipos de cuentas de depósitos

casa en un campo

Funciones de una cuenta de garantía

Mientras unas pueden ser utilizadas para contener seguridades, fondos, dineros y otros activos, estos arreglos de depósito temporales son más frecuentemente utilizadas en transacciones de bienes y raíces. Es utilizada cuando un comprador quiere hacer una inspección o cualquier otra debida diligencia en la propiedad asegurando que tiene fondos suficientes para verdaderamente comprar la propiedad. De esta manera, el vendedor puede sentirse confiado que si la propiedad corresponde a lo descrito, el comprado será capaz de comprarla y el vendedor no pierde ni su tiempo ni su dinero. De otro lado, el comprador puede estar seguro de que su dinero está a salvo en la cuenta de garantía y será liberado al vendedor solamente si éste está satisfecho con las condiciones de la casa y está listo para comprarla.

Utilización de una cuenta de garantía

Una cuenta de garantía es usualmente utilizada entre prestadores y prestarios en transacciones hipotecarias. Típicamente, los prestadores son los que requieren depósitos en una cuenta de garantía hechos por el prestario en un marco regular. Los depósitos son utilizados para pagar impuestos de bienes y raíces así como seguros. Otra razón para utilizar una cuenta de garantía en transacciones de bienes y raíces es cuando una propiedad está sólo en construcción, mientras el comprador ya quiere reservarla para él. Es posible depositar cierta cantidad de fondos en la cuenta de garantía para asegurar que para el momento que el edificio esté listo, el comprador será el primero en la línea para obtener la propiedad deseada.

Las cuentas de garantía están haciéndose cada vez más populares entre las transacciones de negocios también. En este caso, ellas sustituyen la carta de crédito. De manera similar en otras transacciones, el servicio de garantía recibe fondos del comprador y notificar al vendedor que el pago ha sido efectuado. El vendedor luego envía los bienes al comprador y cuando este último las ha recibido y examinado su calidad, confirma que los fondos pueden ser liberados y acreditados a la cuenta del vendedor.

La garantía también es utilizada por compañías públicas, las cuales dan parte de sus acciones a sus empleados, especialmente a los ejecutivos exclusivos. Por lo tanto, a pesar de que los empleados son accionistas, están limitados en sus derechos a usar o vender las acciones. Usualmente, luego que las acciones han sido recibidas como un bono, los empleados son incapaces de vender las seguridades mientras el período de garantía no haya pasado. Esto es usado para proteger el precio de mercado de las acciones así como para disuadir a los ejecutivos exclusivos de irse de la compañía.

Ventajas y desventajas de una cuenta de garantía

Dependiendo del campo de la transacción, se cree que ambas partes involucradas pueden beneficiarse de los servicios de garantía. Si discutiendo transacciones de negocios, ambas partes deberían ser cuidadosas al momento de elegir un agente de garantía propio y digno de confianza. Mientras los fondos son mantenidos por la tercera parte, ambas partes involucradas necesitar estar confiados de sus activos ya que serán liberados cuando sea apropiado.

En bienes y raíces, se cree que el comprador o el prestario está en una peor posición que el vendedor o el prestador. En un caso de depósitos regulares junto con pagos de hipoteca, el prestador tiene que atar sus fondos en vez de invertirlos, ganar algún beneficio y pagando el impuesto o el seguro cuando sea necesario. Además, para personas con ingresos fluctuantes, sería difícil asegurar pagos iguales en un marco mensual.

Es necesario mencionar que mientras la parte depositante sea incapaz de invertir sus fondos, esta opción es típicamente utilizada por agentes de garantía, quienes ganan no sólo de las tarifas de servicio, sino también al invertir en instrumentos financieros en corto plazo.

Confidus Solutions

Nuestro equipo profesional de abogados y agentes bancarios le ayudará a escoger el banco y el tipo de cuenta. Tenemos muchos años de experiencia en servicio a clientes privados corporativos. Si tiene alguna pregunta con respecto a las cuentas bancarias y sus tipos – por favor revise la sección de Preguntas más Frecuentes (F.A.Q.) o contáctenos ahora.